Primavera, época de muda de pelo en los gatos
26/09/2016
Por qué, cuándo y cómo debo castrar a mi gato?
19/03/2017

¿Qué hago con mi gato en vacaciones?

1.Déjalo a cargo de  alguien que lo cuide

O si esto no es posible, por lo menos que pase a visitarlo una vez al día. También es preferible que esta persona sea alguien familiar para el gato ya que de lo contrario se puede asustar al ver un desconocido en casa.

Son muchos los motivos por los que, cuando dejamos a un gato solo en vacaciones, es necesario que alguien, por lo menos, se acerque a la casa. Pero la razón principal es que pueden surgir imprevistos que no vamos a poder controlar.

Por ejemplo: si el gato vuelca agua encima de su comida podría no querer comerse el alimento, también puede ser que se quede atrapado en algún rincón de la casa y no pueda salir, o simplemente que considere que su arena está demasiado sucia y decida que ya no quiere utilizarla.

2.Proporciónale la comida suficiente

Muchos gatos saben contenerse y racionar sus comidas por lo que no tienes que preocuparte de que se la acabe demasiado deprisa. Deja toda la comida necesaria para que no tengas que preocuparte por él. Es importante que la persona que va a encargarse de él durante tu ausencia compruebe que el gato come bien, y que no hay ningún inconveniente que haga que el gato rechace el alimento.

En caso de que tu gato sea un poco glotón y prefiera comerse toda la comida justo después de que se la pongan, será también importante que la persona vaya a cuidarle mantenga unos horarios tan estables y cercanos a su rutina habitual como sea posible.

3.Asegúrate de mantener sus piedras sanitarias limpias

Los gatos son animales muy limpios y no les gusta encontrar su bandeja sucia. Si esto sucede mientras el gato se encuentra solo en casa, puede decidir que es mejor hacer sus necesidades en otro lugar. Por eso es necesario pedir a su cuidador que limpie cada día el arenero.

También puede ser conveniente que añadas una bandeja adicional para que en caso de que lo necesiten, tengan una alternativa adecuada.

4.No cambies su rutina

Los gatos son animales a los que les gusta controlar lo que sucede el día a día, por eso cualquier cambio, por pequeño que nos parezca, le puede alterar. Como vamos a estar ausentes unos días lo mejor es modificar lo mínimo posible su rutina.

5.Deja juguetes a su alcance

Poder distraerse y mantenerse ocupado hasta que vuelvas será una de las mejores formas de evitar que se aburra o sienta estrés y ansiedad durante las vacaciones. También es importante que la persona que lo esté cuidando juegue un rato para que pueda disfrutar de un poco de interacción social.

6.Deja las puertas abiertas

Es importante asegurarse de que las puertas no se cerrarán sin querer y dejarán al gato solo en una habitación en la que no tiene acceso al alimento y los juguetes. Por eso es conveniente asegurarnos de que todas las puertas van a quedarse abiertas poniendo, por ejemplo, una silla en cada una que impida que se cierren.

 

Lee también  http://www.ilovemycatbox.com/comportamiento/comportamiento-del-gato-feliz/